Escriba su consulta

Todo empieza por un capullo

Todo empieza por un capullo

Cuando mis hijas eran pequeñas, por esta época solían venir del cole con una caja de zapatos agujereada que no dejaban ni a sol ni asombra, se la llevaban al baño, le ponían sitio en la mesa y a dormía con ellas en la mesita de noche. Entre un montón de hojas de morera podías encontrar difícilmente a Juanita y a Pepe, a Lola, Gus y Capote o Flofi y Piticlín, dependiendo del año se llamaban de una manera u otra y como se te ocurriese tocar sus gusanos de seda tres contra uno era batalla perdida.

No me ha entrado la nostalgia de los tres trastos, que lo siguen siendo, simplemente hoy viendo la colección Anais de Jim Thompson me he acordado de los bichillos que estaban en mi casa durante la primavera y luego echaban a volar dejando atrás la materia prima de la tela que tengo en mis manos.

100% seda, 100% natural, cultivada por locales, tejida en telares manuales y además colores que entran solos por los ojos.

Related Posts

No Comments

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

más información